Cómo acercarte a un hombre con confianza

En este post quiero mostrar cómo puedes acercarte a un hombre y hacerlo con confianza para que puedas llegar a invitarle a salir.

Este es el proceso paso a paso para acercarte a un hombre con confianza y seguridad.

Evaluar el entorno

Una cosa es ver a un chico guapo y pensar, «Quiero acercarme y hablar con él», pero no podemos actuar al instante. Tenemos que ser un poco más estratégicos.

Así que, evaluar el entorno podría ser preguntarnos: ¿Está solo? o ¿Tiene una novia que está haciendo algunas compras y le está esperando? ¿Lleva un anillo?  No olvides que las diferentes culturas usan anillos de boda en diferentes dedos.

¿Parece que quiere que se le acerquen o está estresado? ¿Está enfadado?

Su mirada te dice:  «No, ahora no es un buen momento”.

Haz contacto visual y sonríele

La mejor forma de hacerlo es mirarlo fijamente hasta que captemos su atención. Luego fijamos la mirada en sus ojos y la mantenemos durante tres segundos, sólo tres segundos. Luego miramos a otro lado.

Lo que conseguimos es captar su atención mediante ese contacto visual, que no debe ser demasiado largo ( él podría pensar «Bueno, esto es raro») ni demasiado corto (podría darle a entender  «me ha mirado por error»).

Tres segundos es la cantidad de tiempo adecuada y si puedes sonreír al mismo tiempo estarás demostrando que estás coqueteando con él.  Eso demuestra que has captado su atención y que estás realmente feliz por ello.

Elige un tema en el que te concentres cuando vayas a hablar con él

Podemos pensar: «Vale, he hecho el contacto visual. Me he dado cuenta de que puedo ir, y caminar hacia él «. Pero luego nos quedamos bloqueados y no nos sale ni una sola palabra. Nos ponemos muy nerviosos, y hacemos el ridículo o nos asustamos y nos sentimos avergonzadas. El resultado final es que huimos.

Te recomiendo que tengas pensado algún tema de conversación. Intenta centrarte en algo relevante para ambos o para el entorno en el que estás.

Por ejemplo, si ves a un hombre en un bar y estás a punto de acercarte a él puedes fijarte si está pidiendo una bebida específica o si el camarero está agitando la coctelera. Ese podría ser tu tema de conversación:  «Creo que el camarero, si hace más trucos, puede empezar a cobrarnos sólo por verle».

Otro ejemplo más: si está en una cafetería y pide cierto tipo de café, te propongo que digas: «Disfruta todo lo que puedas de ese café porque en 10 años es posible que se agote».

Tu primer comentario no tiene que ser demasiado sofisticado. Si puedes hacerlo un poco divertido, un poco descarado, entonces captarás su atención y probablemente te reirás con él.

Tu objetivo en los primeros minutos de conversación debería ser conseguir una sonrisa y una risa. Así pensará: «Oye, esta chica es realmente divertida. Quiero hablar con ella un poco más».

Acercarte a un hombre con confianza y seguridad

Importancia de la mirada y la sonrisa

No centrarse en el resultado

Podemos ponernos muy nerviosas al acercarnos a un hombre que nos atrae porque nos preocupa que nos rechacen. Asegúrate de que tu foco está en tener una simple conversación. Eso es todo.

Si piensas tener una conversación con el objetivo de que te invite a salir. Ahí es donde empezamos a presionarnos demasiado. Todo lo que tienes que hacer es concentrarte y acercarte a él.

Caminar cerca de él, no necesariamente directamente hacia él

La razón por la que hacemos esto es que queremos sentirnos con confianza pero sin demostrar agresividad o desesperación.

Si puedes acércate a él, en la cafetería, en el mostrador o si lo ves sentado en una mesa. Siéntate cerca de él en una mesa que esté próxima como para que puedas hacer contacto visual y poder tener una conversación. Esencialmente quieres minimizar esa brecha de estar separados, pero no necesariamente sientes que tienes que indicarle que estás caminando allí sólo para estar a su lado.

Volver a hacer contacto visual y sonreír

Usa tu tema de conversación

Por qué te recomendé prever un tema de conversación de antemano. Ahora podría ser algo sencillo, como por ejemplo: si lo ves leyendo un libro, podrías decir: «Ese libro es realmente bueno. ¿Lo recomendaría?»

Hacer ahora una pregunta es una gran manera de continuar una conversación. Puede parecer algo casual pero demostrarás seguridad en ti misma y no dará la impresión de que vas a ir directamente a matar.

Asegúrate de que tu lenguaje corporal esté abierto

Una de las cosas que hacemos subconscientemente es que mostramos nuestra energía e interés hacia alguien a través de la forma en que sostenemos nuestro cuerpo.

Así que no te quedes ahí hablando con él completamente cruzado o con el cuerpo mirando hacia otro lado. Acercarte a un hombre con confianza y seguridad es más sencillo de lo que parece.

Mantén el contacto vivo y sigue haciendo contacto visual

Lo que quieres hacer ahora que has empezado esta conversación con él es que quieres seguir haciendo preguntas, pero quieres asegurarte de que esta conversación sea amistosa, que esté llena de calidez.

Manteniendo el contacto visual con él cuando te habla también comunicas que estás interesada y segura.

Hazme saber si lo pones en práctica y te funciona. Y sólo quiero decirte que si te cuesta acercarte a los hombres con confianza, lo único que necesitas es un poco de práctica.

Tal vez puedas intentar acercarte primero a un par de extraños hacia los que no sientas ninguna atracción para que puedas superar ese miedo, y entrenarte para poder sonreír, hacer contacto visual, evaluar el entorno y tener un tema de conversación.