¿Cómo elegimos a la pareja adecuada?

Tal y como comentamos en el anterior post: «¿Hay química en el amor?» suelen intervenir otras preferencias biológicas cuando elegimos una pareja.

Nos sentimos atraídos por personas con determinadas características como alguien a quién encontramos misterioso. Somos mas proclives a sentirnos atraídos por alguien ajeno a nuestra familia o al grupo en el que nos hemos criado. Alguien con un toque de misterio porque nos parece novedoso y nos genera altos niveles de dopamina, el neurotransmisor del romance.

Un estudio reciente sobre la selección de pareja, realizado en E.E.U.U. concluye que los jóvenes eligen a personas con las mismas características en cuanto a entorno social, religioso, educativo, económico, con atractivo físico, valores e intereses similares. Tendemos a ser atraídos por personas como nosotros es lo que se denomina el «Emparejamiento por adecuación».  Sin embargo hoy en día las circunstancias han ido cambiando con por ejemplo los matrimonios interraciales. Por lo tanto los opuestos se atraen dentro de los límites de la propia esfera étnica, social e intelectual.

Otra tendencia es a elegir una pareja bien proporcionada. El cerebro responde de forma natural a una cara bonita. Genera  mas dopamina, el neurotransmisor que proporciona la energía, la euforia, la atención concentrada y la motivación necesaria. De ahí que los hombres o mujeres bien proporcionados o simétricos tengan más pretendientes. Las mujeres con el maquillaje, la vestimenta y los accesorios moldean sus formas para crear las proporciones simétricas que tanto gustan a los hombres. Desgraciadamente la asimetría va aumentando a medida que vamos envejeciendo.

Los hombres prefieren las mujeres con una proporción cintura- cadera de alrededor 70%. La explicación es que  las mujeres que se alejan de estas proporciones tiene más dificultad en quedarse embarazadas y sufren con mayor frecuencia enfermedades crónicas como diabetes, hipertensión, trastornos cardíacos o circulatorios.

 ¿A quién eligen los hombres?

Según un estudio realizado en E.E.U.U. entre 10.000 personas se estableció una lista de 18 características cuando elegimos una pareja. Éstas son: la atracción mutua, la formalidad, la estabilidad y madurez emocional, carácter agradable, amabilidad, inteligencia, educación, sociabilidad, una persona saludable e interesada en el hogar y la familia. Los hombres también indicaron una preferencia por mujeres con aspecto joven y con cierta belleza. En general se tiende a pensar que las mujeres hermosas son personas inteligentes, fuertes, generosas, sociables y educadas, interesantes, seguras y socialmente populares.

Por otra parte, los hombres son también más decididos que las mujeres cuando se enamoran. Para un 60% de los hombres jóvenes su relación con su pareja es lo primero. Además, ellos reorganizan sus actividades con más frecuencia que las mujeres.

A los hombres les preocupa decir algo inconveniente durante «Una cita». No están  muy confiados  en cuanto a emplear las palabras correctas. Es comprensible porque las mujeres son más hábiles en cuanto a la comunicación  y el lenguaje. Una capacidad ligada a la hormona femenina, el estrógeno.

 ¿A quién eligen las mujeres?

Las mujeres se sienten más atraídas por parejas que tengan educación, ambición, riqueza, respeto, estatus y posición y de estatura alta. Les gustan los hombres con posición desahogada, inteligentes, fuertes y valientes y con sentido del humor.

Las mujeres son más pragmáticas y realistas cuando están enamoradas mientras que los hombres tienden a mostrarse más idealistas y altruistas. Quizás por eso las mujeres se enamoran más lentamente que los hombres. Cuando los hombres se quieren comprometer con una pareja a largo plazo se vuelven más exigentes con algunas virtudes básicas.

En definitiva, el gusto por la simetría, la afición de los hombres a la juventud, a la belleza, al gusto por ayudar a mujeres en apuros propician que se genere ese amor romántico. El misterio, los entornos similares, la educación, las creencias también guían nuestros gustos cuando elegimos una pareja. Pero la fuerza más importante que guía la selección de nuestra pareja es el historial personal, las experiencias infantiles, adolescentes y adultas que modifican nuestras preferencias. Todo esto conforma el mapa del Amor.

Si quieres saber mas suscríbete y no te pierdas nuestro post de la semana que viene sobre el «Mapa del Amor«♥