¿Por qué dudamos tanto después de una cita?

En la segunda fase de las citas experimentamos un cambio. Pasamos de sentirnos atraídos a sentir incertidumbre cuando se aleja de nosotros y nos cuestionamos si es la adecuada para nosotros. El desafío en esta fase es reconocer que esta incertidumbre es totalmente normal y que no debes dejarte arrastrar por ella. Tener incertidumbre no significa que esa persona no te conviene. Si no entiendes esta fase es fácil que un hombre acabe cambiando constantemente de pareja o que una mujer cometa el error de perseguir a un hombre más de lo que él le persigue a ella.

Cuando empezamos a sentir que queremos tener una relación exclusiva con una persona es bastante natural que de repente suframos un cambio y nos sintamos inseguros. Entonces nos imaginamos que no es la persona adecuada y que tenemos que seguir buscando y probando. En esta fase debemos comenzar a centrar nuestra atención en la pareja escogida. Es el momento de tomar la decisión de darle una oportunidad a la relación. Aunque lo de los demás parezca mejor nuestro objetivo es cuidar de lo nuestro y aprender a valorarlo.

¿Por qué dudan los hombres?

Las dudas de un hombre no proceden básicamente de lo que ella haga por él sino de cómo ella responde a lo que él hace por ella. Un hombre se ata a una mujer a través de los éxitos que alcanza en proporcionarle felicidad, comodidad y satisfacción. Las pequeñas cosas que aporta un hombre a una cita le proporciona la oportunidad de tantear cómo se presentan las cosas y ver lo poco o mucho que le gusta hacer feliz a esa mujer. Ella, por su parte también comprueba cuáles son sus sentimientos al verse agasajada.

¿Cuándo dudan las mujeres?

Cuando una mujer siente incertidumbre reacciona de una forma diferente al hombre. Una mujer se cuestiona a dónde va esa relación. La mujer tiene la sensación de que el hombre está intentando irse cuando se aleja. Para buscar seguridad, ella suele cometer uno de estos errores: comienza a hacerse preguntas sobre la relación o intenta conquistar al hombre. Estas actuaciones pueden echar para atrás a un hombre o hacer que desconfíe de que él es el hombre adecuado para ella.

Recuerdo el caso de Anabel que me hacía un montón de preguntas sobre su situación con su pareja. Me decía: ¿Hice algo mal?  ¿Crees que hay otra mujer en su vida? No sé nada de él desde hace días ¿Crees que aún le importo? ¿Qué puedo hacer para que vuelva a mi?

Cuando un hombre se aleja y deja de ir detrás de una mujer, ella tiene que resistir el deseo de averiguar qué ha pasado o de hacer algo al respecto. El estado de incertidumbre debería ser para la mujer un tiempo de reflexión sobre lo que está consiguiendo de un hombre. Es el momento de comprobar si este hombre es realmente la persona adecuada para mantener una relación exclusiva.

Si el hombre quiere poner alguna distancia por medio, ella debe permitírselo. La mujer tiene que recordar que los hombres son como “Gomas elásticas”. Cuando el hombre se aleja y si no vas detrás de él acaban volviendo. Después de unas cuantas veces él tendrá la certeza de que ella es la mujer con quien desea tener una relación exclusiva. Si la mujer puede llenar su vida con el apoyo de sus amigos y familia mientras dure esta fase y aún así le sigue echando de menos será una buena señal.

¿Qué hacer cuando el hombre no llama?

Si en la fase de la incertidumbre un hombre tarda en llamarte, no es mala idea que lo hagas tú. Pero cuidado, no lo hagas para perseguirlo o hacerle reproches. Puedes llamarle para saludarle, para darle las gracias por algo, para buscar un consejo etc… Se trata de que él capte el mensaje de que no estás resentida porque no te llama. Lo peor que puedes hacer es llamarlo para interrogarle sobre lo que siente y sobre tu relación. A veces el hombre tarda en llamar y cuando quiere hacerlo teme que la mujer lo rechace por haber tardado tanto tiempo por lo que decide no llamar y seguir su vida.

Si no entiendes este comportamiento en esta fase te puede pasar como a Anabel que después de un tiempo sin recibir llamada de su pareja llegó a la conclusión de que era un perfecto imbécil y no merecía la pena. Si no entiendes esta conducta masculina puedes tomártelo como algo personal y dejar pasar a la persona adecuada.

Si quieres saber más sobre las 5 fases de las citas también te puede interesar: “las 5 fases de las citas”  y “ la atracción en las citas