¿Por qué vives mal esta situacion de pandemia?

He perdido la cuenta de en qué semana de confinamiento estamos y cuantas prórrogas del Estado de Alarma se han aprobado en esta situacion de pandemia. Y me imagino que a tí te pasa igual.

No me he decidido a escribir antes porque me sentía como tú preocupada por mi familia y mi entorno. Cuando tienes como yo a algún familiar ingresado en el hospital y sufriendo este virus con tantas incertidumbres sobre los efectos secundarios y sobre el resultado del tratamiento… se te quitan las ganas de cualquier cosa. Pasas por un periodo de bloqueo y paralización.

Sin embargo, es cierto que la mejor forma para hacer frente a estos altibajos es salir de esta apatía. Tienes que volver a ponerte en marcha, a hacer frente a la situacion de pandemia y recuperar tu motivación. Ahora estamos todos mucho menos activos y también agotados emocionalmente. Pero tenemos que apartar todos estos sentimientos de incertidumbre, de ira, de ansiedad y de frustración que nos agotan. Claro que tenemos que permitir a la gente que manifieste su dolor y su sufrimiento. Porque en este momento quizás sea más importante tener humanidad que intentar dar buenos consejos.

Como dice la frase de George Orwell: » Lo importante no es mantenerse vivo sino mantenerse humano».

¿Pero cómo podemos lidiar con las emociones negativas que estamos sintiendo en esta situacion de pandemia?

¿Cómo sentirnos un poco mejor con esta situacion de pandemia?

Mujer confinada por la situacion de pandemia

¿Cómo llevas este confinamiento?

Toda la información que tenemos del virus hoy por hoy solo son estimaciones. No tenemos ninguna certeza en cuanto a tratamientos o vacunas, inmunidad o posibles rebrotes etc… Y el vivir con la esperanza del momento en el que todo esto cambie nos impide estar aquí y ahora. Esto nos pone en un perpetuo estado de espera.

Tenemos que enfocarnos en el componente emocional de esta pandemia y no en el circunstancial como las restricciones, el distanciamiento social, la cuarentena, la pérdida de un trabajo o la ruptura de una relación sentimental.

No siempre podemos cambiar o ejercer un control sobre el componente circunstancial. Mientras que el componente emocional es la forma en que nos relacionamos con esta situación.  Trabajar en ello, puede suponer como una especie de entrenamiento para otras situaciones que nos puedan surgir en la vida.

Siempre recordaremos lo adaptables que somos y como somos capaces de enfrentarnos a situaciones como esta. Es fascinante ver como esta pandemia está forzando a la gente a probar el aislamiento físico y emocional.

Estos días, estaba recordando a un compañero de gimnasio que es ciego y que se desenvuelve de forma espectacular entre todas las máquinas, haciendo ejercicio, calibrando y ajustándolas él mismo. Me imaginaba la capacidad de adaptación que tuvo cuando perdió la visión después de su accidente. Cómo tuvo que hacer frente a ese sentimiento de aislamiento. Cómo la falta de contacto visual con sus amigos y familiares, le impedía ver sus sonrisas, gestos y emociones o simplemente mantener conversaciones casuales con extraños. Pero en el fondo, me dí cuenta que las personas invidentes se adaptan con el tiempo, es cuestión de perspectiva y resistencia. Y nosotros también, nos adaptaremos a esta situación de confinamiento y distancia social. Eso es lo que nos hace más humanos.

Claro que tienes miedo, yo me sentía igual. La única manera de superarlo es pasar a la acción.

Para que puedas ir preparándote en la desescalada y que logres recuperar tus relaciones de pareja, cada jueves compartiré contigo algunas reflexiones que te ayudarán a evolucionar y a crecer personalmente.

Hoy te invito a que compartas conmigo como te has sentido en este confinamiento y cuales han sido tus recetas para sobrellevarlo mejor.

Déjame tus comentarios.

¡Hasta la semana que viene!